Estas son las bolsas artesanales de Chiquearte

Las bolsas artesanales le dan un toque diferente a nuestra forma de vestir. Únicas, hechas a mano, con diseños llamativos y materiales que no se ven en todos lados, siempre llaman la atención.

En Chiquearte contamos con varios estilos de bolsas artesanales. Entre ellas, seguramente encuentras la ideal para ti. Aquí te platicamos un poco sobre estas artesanías.

Bolsas de palma

Los encargados de hacer realidad estas artesanías son parte de la comunidad náhuatl del estado de Guerrero, son mujeres que desde su infancia o adolescencia aprenden a tejer la palma, lo que les permite crear bolso de distintos diseños y generar ingresos para mantener a sus familias.

Para elaborarlas, mujeres y hombres de la comunidad salen muy temprano al campo a cortar la palma. Este proceso lo llevan a cabo con sumo cuidado, pues hay que realizar el corte adecuado en la planta para que esta continúe creciendo y proveyéndoles de materia prima. Tras esto, hay que desmenuzar la palma hasta dejarla como hilos, cocerla y ponerla al sol alrededor de 10 días. Esto hace que los hilos se pongan blancos y puedan tejerse.

Antes de iniciar con el tejido, la artesana puede teñir las fibras; para ello utiliza anilina, aunque también puede emplear colores naturales como el café, jamaica y otros.

Bolsas de henequén

El proceso de elaboración de una bolsa de henequén inicia con el corte de las hojas de la planta, las cuales se raspan para separar la fibra de la corteza y la pulpa. Luego, se lavan las fibras obtenidas con agua y se trasladan a los secaderos para exponerlas al sol entre 5 y 8 horas. Esto permitirá que adquieran su color y textura. Una vez seca la fibra, está en condiciones de ingresarla a una olla con agua hirviendo y pedazos de corteza de madera para que adquiera diferentes colores. Dependiendo la cantidad de veces que se ingresa la fibra a la olla, será la intensidad del color que adquiera.

Después del teñido, comienza el proceso de tejido: las fibras se sujetan de un extremo con los dedos del pie y en el otro extremo se van separando grupos de 6 hilos. Una vez que se tienen varios grupos, las fibras son amarradas en los dos extremos a un hilar para tejer. Se amarra una cuerda a un árbol, que se utilizará para amarrar el extremo del hilar, y se inicia el tejido. El artesano se amarra un cinturón a la cadera que sostiene el otro extremo del hilar, y con una vela enceran los hilos para que resbale la madera.

Minelia es la artesana de Yucatán que se encarga de hacer las bolsas que están en nuestra página. Ella, como muchos otros artesanos, aprendió la técnica desde que era niña, sus padres fueron quienes le enseñaron. Es una artesana reconocida, puesto que ha ganado varios premios y ha sido invitada a múltiples ferias y expos.

Bolsas de plástico reciclado (toquillas)

René es el artesano veracruzano de 50 años de edad, que tiene 10 años dedicándose a la elaboración artesanal de estos bolsos de plástico 100% reciclado. Tarda un día en elaborar una sola bolsa. La venta de sus productos es el sustento de su familia, que lo apoya con diferentes actividades para lograr la comercialización de las piezas. Además de bolsas, crea canastos, carteras, mariconeras, entre otros artículos. Este trabajo lo realiza por amor a México.

Bolsas macramé

Estas bolsas son elaboradas por un grupo de artesanas de Chiapas. Algunas de ellas se dedican a tejer la bolsa en sí, mientras que otras desarrollan el tejido de las asas. Las mujeres chiapanecas utilizan hilo de algodón para sus creaciones y realizan un trabajo totalmente a mano. Se denomina macramé a la técnica de crear tejidos usando nudos decorativos.​

Todas los productos de estos artesanos los encontrarás en nuestra tienda virtual. No te olvides de visitarla. Conoce más sobre nuestros artesanos y su trabajo en nuestras redes sociales.