Día Internacional de la Mujer Indígena: Reconocimiento a una lucha que sigue

Es tiempo de reconocer la digna historia de lucha y resistencia de las mujeres indígenas. Y no sólo de las que radican en México, sino también de todas aquellas que fuera de nuestras fronteras perseveran para que sus tradiciones se mantengan y buscan mejores condiciones de vida para ellas y sus familias.

El 5 de septiembre fue instituido por el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América, en Tiahuanaco (Bolivia), como el Día Internacional de la Mujer Indígena, un día que busca rendir homenaje a las mujeres indígenas y visibilizar los retos que enfrentan, así como la función clave que desempeñan en sus comunidades como portadoras de conocimientos, prácticas y experiencias de sus pueblos.

Esta fecha fue elegida en honor a la luchadora aymara Bartolina Sisa, que ofreció su vida junto con los quechuas-aymaras contra la dominación colonial española, y quien en 1782, en la Paz, Bolivia, fue asesinada. Esto representa cada lucha y muerte de mujeres indígenas exigiendo sus derechos y buscando erradicar la discriminación.

Y es que, ellas son uno de los grupos más vulnerables y marginados de nuestra sociedad. Deben enfrentarse diariamente a la falta de oportunidades laborales dignas, la dificultad para tener acceso a servicios de salud y educación, la falta de acceso a una buena alimentación y agua, la violencia doméstica y a la poca participación en procesos políticos.

Así pues, las tasas de analfabetismo son altas y muchas mujeres se ven obligadas a realizar solo actividades no remuneradas o con una una muy mala remuneración, ya que se dedican solo a su hogar (y su marido es quien trabaja todo el día) o logran desarrollarse en trabajos informales en los que apenas obtienen algunos recursos para mantenerse.

Mujeres valiosas

Pero este día no sólo es para visibilizar el panorama tan adverso que las mujeres indígenas viven. No. También es para reconocer la lucha de aquellas que decidieron no quedarse calladas y exigir mejorías. También es para recordar que la lucha continua porque los pueblos originarios todavía sufren de discriminación, un hecho que corta de tajo sus oportunidades en muchos aspectos.

Y es que las mujeres indígenas son valiosas no sólo para su propia comunidad, sino también para la sociedad en general. Ellas…

“Desempeñan un papel importante en la preservación de la biodiversidad a través de la conservación de las semillas, así como en la recuperación de prácticas agroecológicas que garantizan la soberanía y seguridad alimentaria desde la producción de alimentos saludables” (menciona en su página el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas).

Y no solo eso. También son parte fundamental para que su cultura se mantenga viva y pase a las generaciones nuevas. Lengua, música, tradiciones, formas de ver el mundo, procesos artesanales y artesanías son solamente algunos de esos saberes que estas mujeres protegen y enseñan a los más jóvenes.

Por eso, es necesario unir esfuerzos para que la realidad de estas mujeres cambie. Incentivar la creación de políticas públicas que mejoren su calidad de vida y las protejan es algo que debemos hacer, pero también desde nuestra trinchera hay que actuar… Hay que abandonar tanto acciones como actitudes discriminatorias y pagar lo justo por su trabajo. Y no solo por el trabajo artesanal, sino también por cualquier otra actividad que ellas desarrollen. Busquemos que la conmemoración no solo quede en eso.

En Chiquearte puedes encontrar el trabajo artesanal de distintas mujeres indígenas, como las coritas de la comunidad seri y la joyería con chaquira elaborada por nuestra artesana wixárika. Visita nuestra tienda en línea para conocerlas.

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?