5 bebidas que puedes poner en tus tarros de cobre artesanales

Originales, atractivos y con beneficios para la salud, los recipientes hechos de cobre le dan un toque distintivo a las bebidas que sirves en una reunión o comida que organices en tu casa (de seguro, alguno de tus invitados te pregunta dónde los compraste).

En Chiquearte, tenemos disponibles unos lindos tarros de cobre artesanales, cada uno con su respectivo popote, que fueron elaborados en Santa Clara del Cobre, Michoacán, pueblo que es famoso por su tradición de trabajar dicho metal por medio de la técnica del martillado.

Y aunque prácticamente puedes colocar cualquier tipo de bebida en ellos, aquí te dejamos algunas recomendaciones:

Infusiones y tés

Ya sea que los sirvas fríos o calientes, los tarros te ayudarán a mantener la temperatura ideal de tus bebidas. Si quieres salirte un poco de la tradición de las infusiones de manzanilla o hierbabuena, prueba esta receta:

Té helado con limón y menta

  •    Bolsita de té verde o té menta
  •    Miel
  •   Agua
  •    Hojas de menta fresca
  •    Limón o jugo de limón
  •    Hielo
  •    Jengibre (opcional)

Hierve el agua en una olla. Cuando esté lista, agrega cáscaras de limón o el jugo, las hojas frescas de menta y el té ya preparado (es decir, la infusión hecha con las bolsitas de té verde o menta), si quieres puedes agregarle también jengibre rallado al gusto. Se calienta a fuego bajo por 2 minutos para impregnar los sabores. Luego se endulza a gusto y se deja enfriar. Para terminar, pon hielo y una rodaja de limón.

Chocolate

Una excelente opción para cuando comienza a bajar la temperatura. Perfecto para beberlo solo o acompañarlo con un pan dulce o algún postre (si eres fan de lo dulce). Una muy buena forma de apapacharse.

Chocolate caliente con canela y bombones

  • 1 tablilla de chocolate oaxaqueño
  • ½ taza de azúcar mascabada
  • 1 L de leche
  • 1 raja de canela
  • 2 piezas de clavo
  • 2 tazas de bombones

Calienta el chocolate con la leche, azúcar, canela y clavo. Mueve con un molinillo hasta que se disuelva el chocolate. Corta malvaviscos con moldes de letras y coloca sobre el chocolate caliente.

Agua

Por supuesto, el agua no puede faltar, y aunque puedes colocarla en tus tarros, para obtener todos los beneficios que el cobre proporciona al cuerpo, es mejor mantenerla en el recipiente varias horas, para lo que será más útil tener alguna botella que pueda taparse o sellarse.

Pero un agua de sabor tampoco le cae mal a nadie, y qué mejor servirla en un bonito recipiente. Puedes poner alguna fruta para darle un toque más atractivo a la presentación.

Agua de hierbabuena con limón

  • 1/2 kilo de limón
  • 1 manojo de hierbabuena
  • Azúcar al gusto
  • 2 litros de agua

Hierve la hierbabuena con un poco de agua. Endulza el agua al gusto. En 3/4 de agua exprime los limones. Cuando esté bien la hierbabuena, cuela y mezcla con el jugo de limón y el agua.

Café

La bebida matinal preferida de muchos. Dale un toque diferente a tus desayunos o al cafecito con la amigas con tus tarros. No importa si lo tomas negro o con leche, sin o con azúcar, frío o caliente, con cafeína o descafeinado.

Café turco con cardamomo

  • 4 cucharadas de café turco (pídelo molido extrafino)
  • 2 tazas de agua
  • 4 semillas de cardamomo
  • 3 cucharadas de azúcar (o como lo prefieras beber)

Calienta el agua en una olla para café turco o muy pequeña. Cuando comience a hervir, apaga el fuego y agrega los demás ingredientes. Revuelve. Enciende el fuego nuevamente y calienta. Cuando empiece a subir la mezcla, retira del fuego. Sirve inmediatamente.

Cocteles

Sea cual sea el alcohol que utilices para hacerlos (ron, tequila, vodka, whisky…), tus tragos quedarán muy chulos en los tarros de cobre (además de que estarán muy bien servidos). Por supuesto, si tú no bebes alcohol, puedes preparar cocteles que no lo contengan. Adorna con algún ingrediente para que se vea más cute.

Clericot

  • 33 ml de vino blanco espumoso
  • 1 melocotón
  • 2 ciruelas
  • 1 limón
  • 5ml de crema de Cassis
  • hielo

Corta en dos el melocotón y las ciruelas. Enseguida corta en trocitos y coloca en una jarra. Agrega unas gotas de jugo de limón y la crema de Cassis. Revuelve y agrega hielo. Vierte poco a poco el vino espumoso revolviendo todo el contenido con cuidado. Para evitar eliminar muchas burbujas, trata de no revolverlo como si fuera una “cuba”. Agrega más hielo y sirve.

¿Quieres conocer más productos artesanales para tu hogar? Visita nuestra tienda en línea.

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?